El asma es una afección crónica que inflama y estrecha de forma intermitente las vías respiratorias en los pulmones. La inflamación hace que las vías respiratorias se hinchen y causa períodos de sibilancias, opresión en el pecho, dificultad para respirar y tos.

Los síntomas de asma incluyen:

Falta de aliento

Opresión o dolor en el pecho

Falta de aliento, tos o sibilancias

Un silbido al exhalar

Ataques de tos o que empeoran por la gripe

El problema del asma se vuelve grave cuando:

Mayor dificultad para respirar

Necesidad de usar un inhalador con más frecuencia

Causas:

Inducido por el ejercicio, puede empeorar cuando el aire está frío

Provocada por irritantes como humos químicos, gases o polvo

Asma inducida por alergia, desencadenada por polen, esporas de moho, desechos de cucarachas o partículas de piel y saliva seca expulsada por las mascotas

Los adultos y los niños comparten los mismos factores desencadenantes para la respuesta alérgica en las vías respiratorias. Muchos de estos síntomas son confundidos con gripes, catarros, etc.

Por eso es importante que te atiendas con expertos en el tema como es la Dra. Ana Luisa López González.